Linux por científicos - Scientific Linux

Quien tenga el conocimiento suficiente puede crear su propia distro de Linux tomando como base a alguna otra. Para estos casos, Debian es una de las más escogidas, lo cual queda en evidencia con distros como Ubuntu. Sin embargo, hay muchísimas otras distros que pueden ser utilizadas como base. Científicos de algunos de los más prestigiosos laboratorios del mundo se encontraban en pleno desarrollo de sus propias distros de Linux, pero llegaron a la conclusión de que sería algo muy interesante llevar a cabo ese proyecto en conjunto. A partir de ahí nació Scientific Linux, tomando como base a un verdadero titán del mundo Linux: Red Hat Enterprise.





La idea detrás de Scientific Linux surgió a partir de una versión de Linux creada por el Fermilab, llamada Fermi Linux. Varios científicos se pusieron en contacto con la gente del Fermilab, y básicamente dijeron: "Hey, hagamos una distro juntos". Así fue como nació HEPL, algo así como "Linux para Física de Alta Energía". La distro tuvo una muy buena aceptación, salvo por el nombre. Esto se debió a que muchos laboratorios y universidades no tenían nada que ver con alta energía, o incluso no tocaban ningún tema sobre física. Luego surgió el detalle de que existía un laboratorio con esas siglas, por lo que finalmente se cambió a Scientific Linux, quedando de esa forma. Después entró el CERN a la ecuación (sí, esos detrás del LHC), tras la salida de la primera versión de Scientific Linux, numerada 3.0.1. La colaboración entre el CERN y el Fermilab amplió mucho la base de compatibilidad de Scientific Linux, ya que el CERN necesitaba que la distro de Linux fuera compatible con procesadores Itanium, y fueron ellos mismos quienes se encargaron del desarrollo.

Algo muy importante que hay que saber de la distro es que no contiene nada que la haga "especial" o "única" para científicos o investigadores de física. La razón oficial de su existencia es que Scientific Linux sirvió para evitar esfuerzos duplicados (ya que varios proyectos de Linux se basaban en Red Hat) y para que los laboratorios contaran con una base en común para sus múltiples experimentos. La instalación de programas y la utilización de la distro en general cae aproximadamente dentro de los mismos parámetros que Red Hat, por lo que si has usado esa distro en el pasado, entonces no deberías tener muchos problemas.

Tal vez su kernel y sus programas no estén en las últimas versiones, pero obviamente estamos tratando con un sistema operativo que es utilizado en entornos muy delicados, y en donde la estabilidad se encuentra por encima de cualquier otro parámetro. El hecho de estar basado en Red Hat Enterprise es un dato muy interesante, pero tal vez lo más llamativo sea la posibilidad de conocer de cerca la distro de Linux que utilizan algunos de los científicos más prestigiosos del planeta. La distro esta disponible en varias versiones y tamaños, pero lo más probable es que sólo necesites el primer CD-ROM para darle un vistazo, sea de forma nativa o virtualizada.

Descarga Scientific Linux: Haz clic aquí

Via: neoteo.com

0 comentarios:

Publicar un comentario